lunes, 5 de junio de 2017

Lapbook de los libros de la Biblia

Durante el segundo trimestre de este año realizamos un lapbook de los libros de la Biblia. En él estudiamos los distintos libros que la componen, los distintos géneros, las distintas partes en que se organiza y su mensaje. Escribimos versículos que nos informaban de su tema general.
Veíamos que la Biblia contiene dos grandes partes: los libros del Antiguo Pacto y los del Nuevo Pacto (conocidos también como Antiguo y Nuevo Testamentos).
El corazón de los libros del Antiguo Pacto es el Pentateuco (los cinco libros de Moisés), que contienen las condiciones que Dios da a su pueblo para vivir en armonía con Él. Los libros históricos muestran el fracaso del pueblo de Dios (Israel), que no pudo cumplir con dichas condiciones. Los libros proféticos contienen las advertencias de los profetas a su pueblo de que si no obedecían los mandamientos, perderían la relación especial que tenían con Dios, y también señalan la venida del único que puede salvarnos: el Mesías, Jesús.
Los libros poéticos cantan la gloria del Salvador. Y es que este Salvador es el protagonista de toda la Escritura, del que hablan todos los libros de la Biblia.
El Antiguo Pacto termina con una mala noticia: el pueblo de Dios ha fracasado en su relación con Dios. El Nuevo Pacto comienza con una buena noticia, pues eso es lo que significa la palabra Evangelio.
Los evangelios nos cuentan lo que Jesús dijo e hizo para nuestra salvación. El libro de los Hechos nos cuenta qué hizo el pueblo de Dios cuando recibió la buena noticia. Las cartas nos enseñan cómo debemos responder a lo que Jesús hizo por nosotros y el Apocalipsis nos garantiza que Jesús volverá.
Aquí vemos a varios compañeros trabajando en el proyecto y un video con el producto final.












martes, 17 de enero de 2017

Introducción a la estructura de la Biblia



La Biblia no es un libro. Es más bien una biblioteca. Está compuesta por 66 libros distribuidos en dos secciones que se suelen llamar "testamentos". Pero la palabra "testamento" está asociada en nuestra cultura a la muerte y la ausencia, por lo que prefiero la palabra "pacto".
En efecto la Biblia nos habla de los pactos que Dios ha ido estableciendo con distintas personas y grupos: con Adán, con Noé, con Abraham, y con su familia: la Alianza con Israel. Esta alianza da nombre a la primera parte de la Biblia: el Antiguo Pacto, bajo el que se escribieron los primeros 39 libros a lo largo de unos 1000 años. Esta sección incluye leyes, historia, poesía y profecía.
La segunda parte de la Biblia, el Nuevo Pacto, son escritos posteriores a Jesucristo, que es la persona que unifica y da sentido a ambas secciones. En el Nuevo Pacto encontramos Evangelios, historia, cartas y un libro profético: al Apocalipsis.